En la Nube


No se necesita instalación del Software, es suficiente un dispositivo con acceso a internet para poder acceder al sistema desde cualquier navegador.

De esta forma, se ahorra en costos de equipos y demoras en su instalación.